Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

Información Institucional

Normativa

Sesiones de Directorio

Resoluciones

Transparencia en el BCU

Presupuesto y Estados Contables

Licitaciones y Proveedores

Llamados a Concurso

Recuperación del Patrimonio Bancario

Requisitos para el Registro de Firmas

Sitios de Interés

Celebración del Bicentenario

Estabilidad, Solidez, Transparencia
45 años del Banco Central del Uruguay

 

log_Web_45.gif
 
Creado a partir del Art. 196 de la Constitución de la República de 1967, el Banco Central del Uruguay es un Ente Autónomo dotado de autonomía técnica, administrativa y financiera. Dentro de sus cometidos primordiales se encuentra la estabilidad de precios que contribuya con los objetivos de crecimiento y empleo, la regulación del funcionamiento y la supervisión del sistema de pagos y del sistema financiero, promoviendo su solidez, solvencia, eficiencia y desarrollo.
 
Comienza sus actividades en marzo de 1967, designándose en ese momento un Directorio provisorio -  el mismo del Banco República - cuyo presidente en ese momento era el Dr. Daniel Hugo Martins. En mayo de ese año se nombra el primer Directorio del Banco Central, que contaría con 5 miembros. El  Cr. Enrique V. Iglesias fue designado como primer Presidente de la Institución.
 
La primera Carta Orgánica del Banco Central del Uruguay, fue aprobada por la Ley N° 16.696, del 30 de marzo de 1995, siendo modificada por las leyes N° 18.401 del 24 de octubre de 2008, la Ley N° 18.643 del 9 de febrero de 2010 y la Ley 18.670 del 20 de julio de 2010.
 
La  Carta Orgánica actual del BCU le encomienda como finalidades primordiales:
a) La estabilidad de precios que contribuya con los objetivos de crecimiento y empleo.
b) La regulación del funcionamiento y la supervisión del sistema de pagos y del sistema financiero, promoviendo su solidez, solvencia, eficiencia y desarrollo.

 

Banco Central del Uruguay adecuándose a los nuevos desafíos macroeconómicos

Iglesias.gifEl primer Presidente del Banco Central fue el Cr. Enrique Iglesias, a quien se  homenajeó durante la última Asamblea de Gobernadores del BID, realizada en Montevideo, en el mes de marzo de 2012. En la ocasión y en reconocimiento a su labor y trayectoria, la Sala principal del Anfiteatro del Banco Central pasó a denominarse: “Sala de Conferencias Enrique V. Iglesias”.

En ese momento, quien fuera el primer Presidente del Banco Central destacó que esta Institución “fue un sueño personal y de toda una generación en la que me desarrollé.

Nació del empuje de muchos, que compartían que su creación era buena para el país. Hoy aquel sueño de 1967 es una vigorosa realidad, este Banco Central uno de los últimos creados en América Latina -y es hoy-  uno de los más respetados del continente”, destacó Iglesias.


Uno de los principales desafíos actuales es  continuar en el  fortalecimiento de la  organización, a través de una cada vez mayor calificación de los funcionarios, del incremento de su profesionalismo y del grado de compromiso. Avances que se  enmarcan en un modelo de planificación y gestión estratégica, con un gobierno corporativo y la determinación de metas cuantificables, medibles y evaluables.

BCU---Banco-Central-del-Uruguay-2012.png
 
Suplemento Especial editado por el diario El Observador