Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

13 de abril

Presidente del BCU: “Los sistemas de seguridad social deben ser sustentables”

Los desafíos que le plantea a la regulación mantener la sustentabilidad de los sistemas previsionales en la región fue parte de la discusión en la apertura del Seminario Internacional “Desafíos para los sistemas previsionales de ahorro individual en el nuevo escenario global”, que se desarrolló en Montevideo.
 
La instancia fue organizada por la Asociación Internacional de Organismos de Supervisión de Fondos de Pensiones (AIOS) junto con el Banco Central de Uruguay (BCU). El objetivo era discutir y analizar aspectos de interés en el ámbito previsional.
 
Durante la apertura, el superintendente de Servicios Financieros (SSF) del BCU, Juan Pedro Cantera, dio la bienvenida al foro, donde se trataron asuntos que son una “preocupación de todas las sociedades que buscan aumentar la calidad de vida”, según dijo.
 
En su mensaje a los asistentes, el presidente del BCU, Mario Bergara, repasó los nuevos desafíos para la regulación ante el incremento de la longevidad y la demanda legítima de los ciudadanos por mejores condiciones de vida.
 
Según el presidente del BCU, la discusión actual debe enfocarse en la existencia de cuentas nominadas en lugar de quién administra los fondos previsionales. “Las cuentas de capitalización individual desde el punto de vista institucional tienen propiedades de mayor sustentabilidad en comparación con los regímenes más innominados”, afirmó.
 
Cuando se le pone nombre, existe mayor probabilidad de que sobreviva a escenarios que condicionen las cuentas públicas, sostuvo el presidente del Banco Central. Durante una crisis se apela a todas las cajas, como ocurriría en el hogar, explicó Bergara y reconoció que Uruguay en 2002 superó este obstáculo gracias a la existencia del sistema previsional mixto.
 
“Pasamos la prueba de que no se echó mano a los fondos de pensión, porque tenía el nombre de más de un millón de uruguayos”, ejemplificó.
 
El presidente del BCU recordó que la reforma de la seguridad social se debió a que el sistema previo no era sustentable y subrayó que el esquema actual de dos pilares complejiza el funcionamiento y allí es cuando surgen los desafíos para la regulación financiera.
 
“Para que exista una perspectiva armónica de muchos agentes relevantes debe existir una carga regulatoria mayor cuando se incrementan los riesgos”, mencionó.
 
En ese sentido, la interrelación entre los mercados en el contexto global actual hace que los riesgos se transfieran de un mercado a otro, por lo cual existen mayores desafíos para los reguladores, finalizó el presidente del BCU.