Antecedentes y Características
   
Régimen Previsional - Creado por Ley 16.713 del 3 de setiembre de 1995 y modificativas
 
El sistema previsional vigente hoy en el Uruguay fue creado por la Ley 16.713 del 3 de setiembre de 1995. El texto completo de  esta norma así como las leyes modificativas y relacionadas, los decretos que las reglamentan, y las circulares y comunicados emitidos por el Banco Central del Uruguay,  como ente regulador de las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional, se pueden encontrar en la página web del Banco Central del Uruguay.
 
Este Sistema llamado Mixto, lo  conforman las Administradoras de Fondos de Ahorro previsional y el Banco de Previsión Social
 
Actividades Comprendidas
 
Este sistema Previsional instaurado por la Ley 16.713 comprende en forma obligatoria todas las actividades amparadas por el Banco de Previsión Social, no estando por lo tanto comprendidos los trabajadores que aportan a otras entidades de previsión social (Caja Profesional, Caja Notarial, Caja Bancaria, Caja Militar, y Caja Policial)
 
Personas comprendidas
 
Están comprendidas obligatoriamente todas las personas que desempeñan actividades amparadas por Banco de Previsión Social que cumplen las siguientes condiciones:
• Ser menores de 40 años de edad al 1ro. de abril de 1996
• Cualquiera sea la edad, haber ingresado al mercado laboral, con posterioridad al 1ro. de abril  de 1996
 
Asignaciones computables
 
Son los ingresos individuales sobre los cuales el trabajador debe realizar aporte a la seguridad social. Cabe acotar que el aguinaldo si es una asignación computable pero el salario vacacional no lo es.
 
Sistema Mixto
 
El régimen actual  es un sistema de jubilación mixto”, en donde coexisten  dos subsistemas, uno llamado de solidaridad intergeneracional y otro basado en el ahorro individual. El trabajador comprendido realiza aportes a los dos sistemas de acuerdo a su nivel de ingresos. Los aportes realizados al primero son administrados por el Banco de Previsión Social, mientras que los aportes realizados a las cuentas individuales conforman un fondo independiente- el Fondo de Ahorro Previsional -, inembargable y de propiedad de los afiliados, cuya  administración está a cargo de las Administradoras de Fondos de Ahorro Previsional. 
 
Seguidamente definimos cada uno de los subsistemas:
 
Régimen de Solidaridad Intergeneracional
 
Las jubilaciones, además de otras prestaciones de carácter “no contributivo” (pensión a la vejez, pensión por  invalidez, asignaciones familiares, etcétera), se financian con los aportes de los trabajadores activos, los aportes patronales, tributos afectados y asistencia financiera estatal.
  
Alcanza obligatoriamente a todos los afiliados activos al Banco de Previsión Social, por el tramo de ingresos (asignaciones computables) hasta $ 39.870.- o hasta el 50% de dicho monto en el caso de  que la persona elija adherir al subsistema de ahorro individual consignado en la opción del artículo 8 de la Ley 16.713 del 3 de setiembre de 1995.

La actualización de los importes referidos se realiza una vez al año 
 
Sistema de ahorro individual
 
La aportación definida de cada afiliado va a su cuenta personal e individual durante  todos los meses de su vida laboral. Dicha cuenta se va a nutrir también con  las rentabilidades generadas, resultantes de las inversiones realizadas con los fondos mantenidos en esa cuenta.
 
Alcanza obligatoriamente a todos los afiliados activos del Banco de Previsión Social, por los ingresos (asignaciones computables) que superan los  $ 39.870.- y hasta los $ 119.612.-. Los  aportes  que correspondan a los ingresos entre los montos referidos se vuelcan a las cuentas individuales en la Administradora de Fondos de Ahorro Previsional  (AFAP) elegida por el afiliado dentro de las 48 horas de recibidos los fondos y la información respaldante.

La actualización de los importes referidos se realiza una vez al año 
 
Algunas características que diferencian este sistema de ahorro individual del de solidaridad intergeneracional:

• La cuenta  individual se puede heredar como cualquier otro bien.
• La cuenta individual es inembargable por ley
• La cuenta individual es propiedad del trabajador y  para beneficio del propio afiliado o de su entorno familiar
• La prestación jubilatoria no tiene topes, se cobra en relación a lo acumulado en la cuenta individual
• La prestación jubilatoria se puede obtener al cumplir los 65 años de edad independientemente de los años trabajados.
• La cuenta individual se nutre de los aportes realizados por el trabajador (deducidos los gastos de administración, seguro y custodia) a los cuales se agregan las rentabilidades generadas por la inversión de esos aportes en instrumentos financieros que producen una renta.
• El valor de la cuenta individual varía diariamente de acuerdo a los movimientos de precios de los instrumentos financieros que conforman la cartera del Fondo de Ahorro Previsional