1° de abril de 2020

El BCU resuelve una reducción transitoria de los encajes bancarios en moneda nacional y unidades indexadas

La disposición que rige a partir de hoy, tiene por objetivo estimular el crédito e inyectar liquidez al mercado financiero para contribuir a minimizar los impactos de la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 sobre la actividad económica y el empleo. Esto complementa diversas medidas de apoyo al crédito que ha tomado el Banco Central del Uruguay (BCU) en las últimas semanas. 

El Directorio del BCU resolvió por unanimidad la reducción en forma transitoria de los encajes en moneda nacional y unidades indexadas que los Bancos mantienen en la autoridad monetaria. Este menor requerimiento de encaje estará asociado al crecimiento de la cartera de créditos vigentes en relación al cierre del mes de febrero, generando por esta vía un nuevo canal de liquidez que permita al Sistema Financiero responder a las necesidades financieras de empresas e individuos. 

Durante los próximos tres meses, la ampliación de crédito en moneda nacional y unidades indexadas que haga cada institución, será deducida del encaje mínimo obligatorio en dichas monedas establecido en la normativa del BCU. La deducción tendrá topes según cada franja de depósitos de acuerdo al siguiente cuadro: 
​ 
Tasa actualTope deducciónNueva tasa (**)
Obligaciones a plazos menores a 30 días (*)22%7%15%
Obligaciones a plazos entre 30 y 90 días11%5%6%
Obligaciones a plazos entre 91 y 180 días7%5%2%
Obligaciones a plazos entre 181 y 366 días5%3%2%


(*) Para los bancos minoristas y cooperativas de intermediación financiera la tasa actual es 18% 

(**) En caso de utilizar totalmente el tope. 

En la actividad económica en general, y más particularmente en las actuales circunstancias, el sostenimiento del crédito tanto a empresas como a familias es fundamental para minimizar los impactos de la crisis sanitaria, pero sobre todo para evitar la destrucción de capital y su consecuencias sobre la futura reactivación. Si el incremento de los créditos alcanzara el tope dispuesto, implicaría el desembolso de más de 14.000 millones de pesos. El Banco Central del Uruguay viene monitoreando diariamente la actual coyuntura, evaluando medidas y en diálogo permanente con los diferentes agentes económicos.

Ver Resolución del Directorio del 01/04/2020​


22 de septiembre de 2021
Uruguay opta por fondo de inversión en bonos verdes para diversificar su cartera de activos de reserva
El Banco Central del Uruguay (BCU) definió que una parte de los activos de reserva del Estado uruguayo que administra se destinen a inversiones y proyectos sustentables.Estos activos se han comenzado a invertir en un fondo nominado en dólares americanos, administrado por el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés), que tiene como objetivo invertir en bonos aplicados para financiar o refinanciar proyectos amigables con el medio ambiente como producción de energía renovable, eficiencia energética y otros proyectos sustentables.Este fondo implica para la cartera del BCU beneficios de diversificación debido a que la misma presenta una menor correlación con otros activos elegibles, con un riesgo de tipo de interés intermedio y un riesgo crediticio global relativamente bajo. Esto se debe a que su objetivo de duración de 5 años limita el riesgo de tasa de interés, mientras que su calificación crediticia mínima de A- / A3, según Standard & Poor's y Moody's, limita el riesgo crediticio.La inversión en este fondo forma parte de las acciones orientadas a promover las finanzas sostenibles que lleva adelante el BCU anunciadas oportunamente​. En esta línea de acción, en diciembre de 2020 el Banco Central se convirtió en miembro de la red internacional de instituciones oficiales que promueven la responsabilidad ambiental en el sector financiero, Network for Greening the Financial System (NGFS).