28 de noviembre de 2018

Asumió el nuevo presidente del Banco Central del Uruguay

​​​​​​​​En la jornada de hoy asumió como presidente del Banco Central del Uruguay, Alberto Graña, quien se desempeñara hasta la fecha y desde el año 2006 como gerente de Política Económica y Mercados; y que entre enero de 2014 y abril de 2015 también fuera presidente del BCU.

El acto de asunción se llevó a cabo en la Sala Enrique V. Iglesias y contó con la presencia del ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori; el vicepresidente del BCU –hasta hoy en ejercicio de la presidencia-, Jorge Gamarra; el director del BCU, Washington Ribeiro; la secretaria general del BCU, Elizabeth Oria; y el expresidente del BCU, Mario Bergara.

Tanto Jorge Gamarra como Washington Ribeiro destacaron las aptitudes de Graña para el cargo, subrayando que ya demostró que lo puede hacer “con gran solvencia”, en referencia al anterior período en que ocupó el cargo de presidente.

Bajo la premisa de darle al Banco “el lugar que se merece”, Jorge Gamarra  se refirió al cambio cultural por el que atravesó el Banco en los últimos diez años, destacando la participación, el compromiso y la iniciativa de todos los funcionarios como características más salientes. 

Al respecto, sostuvo que el cambio fue “producto de una obra colectiva” y “de un verdadero trabajo en equipo”.

En referencia a este periodo de tiempo que compartió junto al resto de los protagonistas del acto de asunción, también destacó la forma en que “se afianzó un nuevo modelo de gestión basado en la planificación estratégica” y a partir de un plan quinquenal del que se desprenden las metas elaboradas por las distintas secciones del Banco con total transversalidad.

Gamarra también anunció que en los próximos días el BCU será el primer organismo público en certificar todos sus procesos en calidad.

Además, enumeró las premiaciones y reconocimientos obtenidos por la Institución vinculados a la transparencia, las buenas prácticas y el acceso a la información.

A su turno, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, resaltó la inteligencia del BCU para encarar su relacionamiento con el resto del sector público.

“Ha sido un Banco independiente pero a su vez integrado”, expresó.

La Secretaria General, Elizabeth Oria, fue la encargada de dar lectura a la resolución del Presidente de la República que, con la correspondiente venia de la Cámara de Senadores, designa al presidente de la autoridad monetaria.

El nuevo presidente, Alberto Graña, se refirió a los distintos asuntos vinculados a los cometidos bancocentralistas.

“Uruguay es paradigmático desde el punto de vista de la coordinación institucional”, dijo en referencia a aspectos manejados con anterioridad por el ministro Astori.

Para Graña, la situación regional aún espera una hoja de ruta. “Tanto la situación de Brasil como de la Argentina requieren un monitoreo constante”, sostuvo.

En lo domestico, según Graña, Uruguay ha podido “capear estas situaciones”. A su vez, destacó las fortalezas que tiene el país en materia de coordinación macroeconómica.

Para el nuevo presidente, también habrá que lidiar con los desafíos globales, fundamentalmente la guerra comercial entre EEUU y China, lo que genera constante incertidumbre y volatilidad. 

Con relación al tipo de cambio, fue claro y contundente expresando que “no vamos a tolerar cambios bruscos” y que en todos los casos deberá corresponderse con los fundamentos de la economía.

Graña finalizó agradeciendo el compromiso de todos los funcionarios del Banco, razón que sumada a su lealtad institucional, le permiten asumir este nuevo desafío.

Por su parte, el ex presidente del BCU, Mario Bergara, enfatizó el vínculo que tiene el BCU con la sociedad, fundado en la transparencia y en el cumplimiento de sus cometidos.

“Nos sentimos orgullosos de los niveles de reputación que tiene el Banco”, dijo. ​
 
​​