17 de mayo de 2017

Mario Bergara: “Tenemos una plataforma que ya ha mostrado fortalezas ante situaciones desafiantes”

En el ciclo Desayunos de Consulta que organiza la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación, expuso este miércoles 17 de mayo el presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara. La disertación se tituló ““La incertidumbre llegó para quedarse”.
 
La presentación del presidente del BCU estuvo precedida de la bienvenida realizada por su par de la Cámara Española, Fernando Vidal; y por el Consejero Económico y Comercial de España, Antonio Sánchez Bustamante. Entre los presentes, se destacó la presencia del recientemente nombrado embajador de España en Uruguay, Javier Sangro De Liniers.
 
A lo largo de su disertación, Bergara explicó que “la volatilidad en el mundo disminuyó un poco, pero recrudeció la incertidumbre” y que “un mundo plagado de incertidumbres genera riesgos y oportunidades”.
 
A su vez, sostuvo que los procesos políticos condicionan de forma mucho más inmediata los procesos económicos y financieros.
 
“Los procesos políticos son un ingrediente necesario para el análisis macroeconómico”, dijo.
 
Para Bergara cada hecho político que se registra genera un “tembladeral”, advirtió con relación a hitos tales como el Brexit, las elecciones en EEUU y las recientes elecciones en Francia.
 
“Con una declaración de un presidente se modifica el flujo de capitales globales”, sostuvo.
 
No obstante, el presidente del BCU indicó que “tenemos una plataforma que ya ha mostrado fortalezas ante situaciones desafiantes”.
 
“Hay que tener una plataforma estable que nos permita mantener el rumbo y estrategias que le quiten rigidez y que a su vez tengan capacidad de adaptación”, enfatizó.
 
Ante la incertidumbre planteada, Bergara reivindica un enfoque de política económica que evalúe riesgos y con capacidad de manejo en los distintos momentos.
 
Destacó que en este contexto la importancia de la estabilidad de precios en el Uruguay no se discute y que la política monetaria ha sido contractiva para contribuir con ello.
 
También destacó una vez más la flexibilidad cambiara que “suaviza la volatilidad” y  la sólida posición financiera del sistema bancario y del país.