Una Política Monetaria orientada a la estabilidad.

PM-Web.jpg

¿QUÉ ES LA POLÍTICA MONETARIA?

Una de las finalidades fundamentales del Banco Central es la estabilidad de precios, como forma de preservar el valor d​e la moneda, o sea la capacidad de compra del peso uruguayo.

Para lograrlo, nuestra institución implementa un régimen de metas de inflación, por el cual se compromete a efectuar todos los esfuerzos necesarios para que la inflación se mantenga dentro del rango objetivo establecido por el Comité de Coordinación Macroeconómica.

​Una moneda estable contribuye, entre otras cosas, al crecimiento de la producción, al desarrollo económico y social, a la generación de empleo y a mantener el valor de los ingresos de los ciudadanos. Un entorno de baja inflación permite a los agentes económicos prever el futuro con menor incerti​​dumbre y tomar mejores decisiones en los aspectos económicos y financieros (ahorro, inversión y consumo, etc.). Una alta inflación se traduce en un “impuesto” a la sociedad, que perjudica principalmente a aquellos que no pueden “protegerse” del mismo, generando más desigualdad social.​

La política monetaria refiere al conjunto de acciones que lidera el Banco Centra​l del Uruguay orientadas al cumplimiento del objetivo de inflación. Las principales decisiones en la materia son tomadas por el Directorio del Banco Central del Uruguay, a través del Comité de Política Monetaria (COPOM) y en coordinación con el Comité de Coordinación Macroeconómica.​


¿CÓMO FUNCIONA?

La actual política monetaria en Uruguay puede definirse como un esquema de metas de inflación basado en tasas de interés. En este  arreglo monetario, la variable principal de referencia es la tasa del mercado de dinero interbancario a 1 día de plazo. 

La política monetaria busca que esta tasa transmita su señal al resto de las tasas de interé​s de la economía consistente con el objetivo de inflación.




Publicaciones

Noticias sobre Política Monetaria

14 de mayo de 2021
El Banco Central del Uruguay ratifica la tasa de interés de referencia en 4,5% manteniendo la instancia expansiva de la política monetaria en la coyuntura actual
​​El Banco Central del Uruguay (BCU), luego de la reunión del Comité de Política Monetaria (COPOM), decidió mantener la tasa de interés de referencia (TPM) en 4,5% acompañando la situación económica ante la pandemia generada por el COVID-19. Una vez superada la misma, la actual instancia expansiva de la política monetaria comenzará un proceso gradual de aumento de tasas de interés para consolidar la actual convergencia de la inflación y las expectativas al objetivo de inflación.El escenario internacional presenta una mayor recuperación a la esperada, liderada por China y Estados Unidos, la cual es acompañada por un aumento del precio de los commodities. En Estados Unidos se destaca asimismo el incremento de la inflación, con sus respectivas consecuencias en las bolsas de valores. Por otra parte, las economías de la región siguieron presentando vulnerabilidades ante la crisis sanitaria junto a los desequilibrios macroeconómicos existentes. Luego de la recuperación más dinámica de los primeros meses del año, Uruguay -como resultado de las medidas de restricción de movilidad- presentó durante abril un enlentecimiento en el ritmo de dicha recuperación. De acuerdo a la expectativa de alcanzar inmunidad de rebaño hacia el tercer trimestre, la recuperación comenzaría  con mayor vigor desde dicho momento y por el resto del año. La inflación interanual mostró en abril un fuerte descenso, en línea con lo esperado, ubicándose en 6,76% e ingresando al rango meta por primera vez en tres años. Las proyecciones de inflación para los próximos meses muestran una senda consistente con el rango meta tanto para la inflación corriente como para la inflación subyacente de exclusión.  Las expectativas de la inflación de los distintos agentes siguen  mostrando un leve descenso, aunque aún no se encuentran en el rango meta. El Banco Central está proyectando una inflación de 6,3% al cierre de 2021 y de 5,2% al cierre de 2022.La tasa de colocaciones a un día (T1D) se mantiene en el entorno del 4,5% anual anunciado como valor de referencia de la Tasa de Política Monetaria (TPM), en un mercado de dinero que ha mostrado una preferencia por la liquidez ante la incertidumbre tanto global, causada por un panorama de recuperación rápida, como local, determinada por los efectos de la pandemia. Las tasas de interés de los instrumentos de regulación monetaria se mantuvieron estables durante abril y la primera mitad de mayo, en niveles bajos acorde a la tónica de la liquidez imperante y con la actual fase expansiva de la política monetaria. Asimismo, fueron acompañadas de un nuevo descenso de la tasa activa a grandes empresas.
22 de abril de 2021
El BCU presentó las actualizaciones de su Informe de Política Monetaria
El Banco Central del Uruguay (BCU) presentó las actualizaciones de su Informe de Política Monetaria (IPOM) con más información que contribuye a la comprensión del proceso de toma de decisión y fortalece la efectividad y credibilidad de la política monetaria.La última edición del IPOM publicada hoy contiene los modelos en que se apoya el proceso de toma de decisión de política monetaria. Entre estas herramientas modelísticas se incluye la determinación y estimación de la denominada Regla de Taylor, un indicador que contribuye a la determinación de la tasa de interés para lograr el equilibrio entre estabilidad de precios y crecimiento en el corto y largo plazo.La presentación se realizó este jueves 22 de abril para analistas y medios de comunicación en formato virtual. En esa instancia, el Directorio del BCU anunció el nuevo avance en el proceso de transparencia de la política monetaria a partir de la difusión de estas variables.En el encuentro, el presidente del Banco Central, Diego Labat, junto al vicepresidente Washington Ribeiro; y gerentes de las líneas de reporte involucradas explicaron la dinámica de trabajo del BCU que implica divulgar revisiones a las proyecciones de forma trimestral, aspecto que se mantendrá a futuro y que complementa las estimaciones y proyecciones realizadas por el equipo económico de gobierno.En primer lugar, Labat destacó que la presentación representa el cumplimiento de anuncios realizados por el Banco Central. “Queremos que este IPOM sea cada vez más una referencia, que sea parte de un proceso planificado para llegar a los diferentes públicos”, sostuvo el presidente Labat durante la reunión.A continuación, el vicepresidente Washington Ribeiro enfatizó el objetivo de llevar la inflación, primero hacia dentro del rango meta y luego al centro del mismo. “Por eso damos un paso más en la estrategia de comunicación con el objetivo de anclar las expectativas”, señaló Ribeiro.Los cambios presentados son parte del proceso iniciado en los trimestres anteriores, donde se incorporó información como la proyección del PIB e inflación promedio; así como la metodología de cálculo de tasas y las denominadas reservas de confort.La actualización dada a conocer se encuentra alineada con las mejores prácticas internacionales y constituye un nuevo paso en el proceso iniciado por el Banco Central para contribuir a una mayor credibilidad y confianza en la eficacia de la política monetaria. En ese mismo sentido, cabe recordar que la semana pasada la institución dio a conocer otros instrumentos orientados a otras partes interesadas como las cámaras empresariales.De forma complementaria, el Banco Central desarrolla su hoja de ruta y agenda de trabajo para lograr una moneda de calidad​ en el mediano plazo a partir del proceso de desdolarización de la economía uruguaya, para lo cual la institución desarrolla una agenda de intercambio con diferentes sectores.