Una Política Monetaria orientada a la estabilidad.

PM-Web.jpg

¿QUÉ ES LA POLÍTICA MONETARIA?

Una de las finalidades fundamentales del Banco Central es la estabilidad de precios, como forma de preservar el valor d​e la moneda, o sea la capacidad de compra del peso uruguayo.

Para lograrlo, nuestra institución implementa un régimen de metas de inflación, por el cual se compromete a efectuar todos los esfuerzos necesarios para que la inflación se mantenga dentro del rango objetivo establecido por el Comité de Coordinación Macroeconómica.

​Una moneda estable contribuye, entre otras cosas, al crecimiento de la producción, al desarrollo económico y social, a la generación de empleo y a mantener el valor de los ingresos de los ciudadanos. Un entorno de baja inflación permite a los agentes económicos prever el futuro con menor incerti​​dumbre y tomar mejores decisiones en los aspectos económicos y financieros (ahorro, inversión y consumo, etc.). Una alta inflación se traduce en un “impuesto” a la sociedad, que perjudica principalmente a aquellos que no pueden “protegerse” del mismo, generando más desigualdad social.​

La política monetaria refiere al conjunto de acciones que lidera el Banco Centra​l del Uruguay orientadas al cumplimiento del objetivo de inflación. Las principales decisiones en la materia son tomadas por el Directorio del Banco Central del Uruguay, a través del Comité de Política Monetaria (COPOM) y en coordinación con el Comité de Coordinación Macroeconómica.​


¿CÓMO FUNCIONA?

La actual política monetaria en Uruguay puede definirse como un esquema de metas de inflación basado en tasas de interés. En este  arreglo monetario, la variable principal de referencia es la tasa del mercado de dinero interbancario a 1 día de plazo. 

La política monetaria busca que esta tasa transmita su señal al resto de las tasas de interé​s de la economía consistente con el objetivo de inflación.




Publicaciones

Noticias sobre Política Monetaria

06 de julio de 2021
El Banco Central ratifica la tasa de interés en 4,5% y anuncia emisiones de Letras a dos años de plazo
​El Banco Central del Uruguay, luego de la reunión del Comité de Política Monetaria (COPOM) ratificó la tasa de interés de referencia (TPM) en 4,5%. Se evaluó en forma positiva la evolución de las expectativas de inflación, al tiempo que se estima que los indicadores de la economía real tomarán un poco más en mostrar la reactivación de la economía en el marco presente de mejora en la situación sanitaria. Se aguarda la llegada de más señales de reactivación para comenzar el ciclo de aumento de la tasa de política. Cuando comience, el aumento de tasas será gradual para internalizar el impacto que tiene sobre las expectativas de inflación.En la tercera reunión del año 2021 se enfrenta un escenario internacional en el que mejoran las perspectivas de crecimiento, la situación económica se ha tornado más robusta a nivel global, especialmente en las economías avanzadas. A nivel de la región, se aprecian signos de recuperación, si bien la crisis sanitaria continúa manifestándose como una fuente de incertidumbre. En este entorno, y luego de la caída observada en el primer trimestre de 2021, la actividad económica ha comenzado a mostrar signos de recuperación, donde los indicadores de buenas perspectivas en varios sectores. Durante el mes de mayo se observa una nueva reducción del desempleo. En el año móvil cerrado a junio de 2021 la inflación mostró un leve aumento, llegando a 7,33%, superando el techo del rango meta. Asimismo, la inflación subyacente de exclusión se ubica en 8%. Este movimiento mensual se explica principalmente por el aumento de Combustibles y Servicios de esparcimiento, parcialmente compensado por un descenso en Frutas y verduras.Las expectativas de inflación siguen mostrando una tendencia descendente, aunque permanecen fuera del rango de inflación. Las expectativas en el horizonte de política monetaria (24 meses) han mostrado un descenso persistente y es de esperar que el mismo continúe sin ser afectado en forma significativa por cambios en precios relativos como el observado a nivel de Combustibles.Este descenso de las expectativas de inflación se viene dando en un marco de consistencia de las políticas macroeconómicas, con el cumplimiento de las metas fiscales planteadas en la Rendición de Cuentas y donde tanto los ajustes anuales de las tarifas públicas como las pautas de ajuste salarial han sido consistentes con una senda de inflación convergente al rango meta. La tasa de colocaciones a un día (T1D) se mantiene en el entorno del 4,5% anual anunciado como valor de referencia de la Tasa de Política Monetaria (TPM), en un mercado de dinero que ha estado pautado por una abundante liquidez que ha sido gestionada principalmente a través de instrumentos de sintonía fina. En este marco, con el fin de fortalecer los instrumentos de regulación monetaria, durante los meses de julio y agosto se realizarán emisiones de Letras de Regulación Monetaria (LRM) a dos años de plazo. Se espera que esta medida contribuya a completar la curva de rendimientos de instrumentos en moneda nacional y a la desdolarización de la economía que se viene impulsando.En este marco, los miembros del Comité por unanimidad entienden necesario continuar la actual instancia de la política monetaria tendiente a evitar restricciones de liquidez y por tanto ratifican la tasa de política monetaria de 4,5%. El Directorio del Banco Central convalidó esta recomendación entendiendo además que los cambios futuros de la política monetaria dependerán del desarrollo de la situación sanitaria y económica. En este sentido, y en la medida que se consoliden la recuperación económica mostrada por los indicadores de avance, se estará en condiciones de avanzar en un proceso gradual de incrementos en la tasa de política monetaria durante la segunda mitad del año.Montevideo, 6 de julio de 2021.En la foto (de izquierda de derecha): Ignacio Berti, Director; Diego Labat, Presidente; Washington Ribeiro, Vicepresidente; Adolfo Sarmiento, Gerente de Política Económica y Mercados; Juan Pedro Cantera, Superintendente de Servicios Financieros; Jorge Christy, Secretario General; Gerardo Licandro, Gerente de la Asesoría Económica. El COPOM está integrado por funcionarios de jerarquía en su carácter de asesores y los 3 miembros del Directorio en su carácter de decisores.​
14 de mayo de 2021
El Banco Central del Uruguay ratifica la tasa de interés de referencia en 4,5% manteniendo la instancia expansiva de la política monetaria en la coyuntura actual
​​​El Banco Central del Uruguay (BCU), luego de la reunión del Comité de Política Monetaria (COPOM), decidió mantener la tasa de interés de referencia (TPM) en 4,5% acompañando la situación económica ante la pandemia generada por el COVID-19. Una vez superada la misma, la actual instancia expansiva de la política monetaria comenzará un proceso gradual de aumento de tasas de interés para consolidar la actual convergencia de la inflación y las expectativas al objetivo de inflación.El escenario internacional presenta una mayor recuperación a la esperada, liderada por China y Estados Unidos, la cual es acompañada por un aumento del precio de los commodities. En Estados Unidos se destaca asimismo el incremento de la inflación, con sus respectivas consecuencias en las bolsas de valores. Por otra parte, las economías de la región siguieron presentando vulnerabilidades ante la crisis sanitaria junto a los desequilibrios macroeconómicos existentes. Luego de la recuperación más dinámica de los primeros meses del año, Uruguay -como resultado de las medidas de restricción de movilidad- presentó durante abril un enlentecimiento en el ritmo de dicha recuperación. De acuerdo a la expectativa de alcanzar inmunidad de rebaño hacia el tercer trimestre, la recuperación comenzaría  con mayor vigor desde dicho momento y por el resto del año. La inflación interanual mostró en abril un fuerte descenso, en línea con lo esperado, ubicándose en 6,76% e ingresando al rango meta por primera vez en tres años. Las proyecciones de inflación para los próximos meses muestran una senda consistente con el rango meta tanto para la inflación corriente como para la inflación subyacente de exclusión.  Las expectativas de la inflación de los distintos agentes siguen  mostrando un leve descenso, aunque aún no se encuentran en el rango meta. El Banco Central está proyectando una inflación de 6,3% al cierre de 2021 y de 5,2% al cierre de 2022.La tasa de colocaciones a un día (T1D) se mantiene en el entorno del 4,5% anual anunciado como valor de referencia de la Tasa de Política Monetaria (TPM), en un mercado de dinero que ha mostrado una preferencia por la liquidez ante la incertidumbre tanto global, causada por un panorama de recuperación rápida, como local, determinada por los efectos de la pandemia. Las tasas de interés de los instrumentos de regulación monetaria se mantuvieron estables durante abril y la primera mitad de mayo, en niveles bajos acorde a la tónica de la liquidez imperante y con la actual fase expansiva de la política monetaria. Asimismo, fueron acompañadas de un nuevo descenso de la tasa activa a grandes empresas.Montevideo, 14 de mayo de 2021​En la foto aparecen (de izquierda a derecha): Adolfo Sarmiento, Gerente de Política Económica y Mercados; Jorge Christy, Secretario General; Leonardo Vicente, Gerente de Política Monetaria; Diego Labat, Presidente; Washington Ribeiro, Vicepresidente; Ignacio Berti, Director; Gerardo Licandro, Gerente de la Asesoría Económica; Juan Pedro Cantera, Superintendente de Servicios Financieros. El COPOM está integrado por funcionarios de jerarquía en su carácter de asesores y los tres miembros del Directorio en su carácter de decisores.