Montevideo, 8 de setiembre de 2017

El Banco Central del Uruguay y ANCAP celebran contrato para dotar de mayor estabilidad los resultados financieros de ambas instituciones

El Directorio del Banco Central del Uruguay (BCU) ha aprobado una resolución para suscribir con la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP) un contrato de cobertura cambiaria que permitirá dotar de mayor estabilidad los resultados financieros de ambas instituciones y así contribuir al objetivo de preservar su solidez financiera.
 
Los estados de situación del BCU y de ANCAP reflejan exposiciones opuestas con relación al dólar estadounidense –de ahora en más “el dólar”- , dado que el BCU mantiene una posición comprada (activos mayores que los pasivos) en dólares y ANCAP mantiene una posición vendida (pasivos mayores que los activos). Esto permite lograr una menor exposición al riesgo cambiario de ambas instituciones, a través de un contrato de compraventa de dólares a futuro.
 
El acuerdo celebrado entre ambas instituciones, establece la venta del BCU a ANCAP de 20 millones de dólares mensuales. El monto total de la transacción asciende a 480 millones de dólares distribuidos en 24 meses.
 
Este contrato permitirá reducir las exposiciones al riesgo cambiario y  mejorará la planificación financiera de ambas instituciones pues evitará que las fluctuaciones cambiarias impacten en sus resultados financieros.
 
Al ser liquidada, a transacción se reflejará en dos indicadores que el BCU publica diariamente: la posición en moneda extranjera (al vender dólares a plazo se genera un pasivo en dicha moneda que reduce la posición), y los activos de reserva sin contrapartidas de los sectores público y financiero (se genera un pasivo en dólares con ANCAP que reduce los activos sin contrapartida).
 
Por último, cabe destacar que el contrato establece una venta a plazo bajo la modalidad “con entrega”. Esto significa que mensualmente el BCU entrega 20 millones de dólares a ANCAP a cambio de pesos al tipo de cambio fijado en el contrato y que los activos de reserva se reducen en oportunidad de cada intercambio.