Mario Bergara: "La estrategia de desarrollo del sistema financiero es factor de tranquilidad y no epicentro de crisis"

El presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara, repasó las fortalezas de la economía uruguaya para enfrentar los shocks provenientes del contexto internacional.
 
"En otro momento vientos que no eran más fuertes que el actual generaban problemas, porque no teníamos una plataforma adecuada", sostuvo el presidente del BCU, durante su disertación invitado por la Cámara Oficial Española de Comercio, Industria y Navegación del Uruguay.
 
En ese sentido, Bergara comparó las fortalezas actuales de la economía uruguaya con lo ocurrido en los años 1982 y 2002. Entre ellas, mencionó la decisión de tener un tipo de cambio flexible, la regulación del sistema bancario con una institucionalidad acorde así como la adecuada estrategia de gestión de la deuda.
 
"Las operaciones del BCU en el mercado de deuda han fortalecido los niveles de reservas en 7.000 millones de dólares durante dos años", recordó. Asimismo, el presidente del BCU también ratificó que el grado inversor “no peligra para nada” ante el escenario actual.
 
Bergara aseguró a los empresarios que el enfoque de administración de riesgos es referencia de la política económica.
 
En ese sentido, puntualizó que las medidas de adecuación fiscal significan reaccionar a tiempo con responsabilidad política ante el contexto global. “Corregir un punto porcentual de la brecha del producto es preferible como medida de corto plazo, si eso nos genera seguros para el futuro”, enfatizó.
 
La presentación del presidente del BCU, denominada "Ciclos económicos, shocks externos y responsabilidad macroeconómica", dio una visión sobre los aspectos más relevantes para Uruguay al momento de enfrentar el contexto de incertidumbre y volatilidad global.
 
Entre otros puntos, reparó en la escasa posibilidad de un incremento en las tasas de interés por parte de Estados Unidos en los próximos meses; la reducción en el precio de los alimentos, a su juicio más por efecto del comportamiento el dólar que debido a la demanda; la inestabilidad política en Brasil y su impacto en Uruguay, así como las señales macroeconómicas provenientes de Argentina.
 
Respecto a este último aspecto, el presidente del BCU reflexionó que existe “tensión macroeconómica”, pero debido a que los cambios parecen tener un norte, los mercados están dispuestos a otorgar un tiempo de espera.
 
Sobre la economía uruguaya, el presidente del Banco Central aseguró que los niveles de consumo presentan cierta desaceleración, pero aún convalidan precios altos.