26 de junio de 2019

Presidente del BCU en foro fintech: “El enfoque del Banco central es proactivo y constructivo a la vez”

​El presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Alberto Graña, repasó las oportunidades y desafíos que implica para el sistema financiero y la ciudadanía en general el surgimiento de innovaciones tecnológicas aplicadas al negocio financiero.

Graña participó como expositor invitado al Montevideo Fintech Forum que tiene lugar entre miércoles y jueves en Montevideo con la presencia de autoridades de gobierno y empresas del sector.

Durante la presentación denominada “Fintechs: desafíos y oportunidades para los bancos centrales​”, el presidente del BCU se refirió a las oportunidades que presenta al momento por ejemplo de reducir ineficiencias de mercado, el uso innovador de información para manejo de riesgos, el incremento de la competencia así como el uso de tecnología para la regulación y supervisión.

También planteó que para los usuarios implica beneficios como la inclusión financiera, la obtención de mejores y más adecuados servicios financieros, menores costos de transacción y servicios más eficientes.

Sin embargo, el presidente del Banco Central recordó que este proceso no está exento de desafíos, en particular referentes a ciberseguridad, privacidad de la información y la prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo, aspectos que deben ser tenidos en cuenta para conservar la buena reputación internacional del país.

“El sistema financiero uruguayo goza de una gran reputación internacional, evaluado desde diferentes perspectivas en cuanto a solidez, estabilidad, solvencia y su metodología de prevención de lavado de activos y financiamiento al terrorismo”, recordó.

Este aspecto es relevante a juicio del presidente del BCU: “Ahí tenemos un desafío dado que, en la premura, a veces las excelentes ideas de negocio tienen que ser compatibles con el análisis del tipo de riesgo que de ella se deriva”, dijo.

“Lo mejor que le puede pasar a una fintech en Uruguay o en el mundo es que haya un regulador que tenga en cuenta el tipo de riesgo que se genera y cómo mitigarlo. La irrupción, de buena manera, de un modelo alternativo, puede contribuir a ganancias de eficiencia y mayor bienestar de la ciudadanía, pero implica cuidarnos de los riesgos y esa es la responsabilidad del Banco Central. El enfoque del Banco central es proactivo y constructivo a la vez”, remarcó. 

El día anterior, el presidente Alberto Graña expuso también en una mesa redonda en el marco de la Jornada de Economía Digital organizada por la Asociación de Informáticos del Uruguay.

Durante esa instancia, se refirió entre otros aspectos a la exitosa experiencia piloto de billete digital -e-peso- que desarrolló el BCU durante 2018.

Señaló que en el correr de 2019 se está trabajando en el Banco Central del Uruguay en equipos transversales en el análisis del alcance y la hoja de ruta del proyecto e-peso.