Almuerzo de ADM

Mario Bergara: “La inflación es un objetivo prioritario de la política económica”

En el ciclo de Almuerzos de trabajo que organiza la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) expuso este miércoles 9 de marzo el Presidente del Banco Central del Uruguay (BCU), Mario Bergara. La disertación se tituló “Ni sobrerreacción, ni parálisis: mantener el rumbo”.

El presidente del BCU explicó que la situación económica global presenta una desaceleración económica, el fortalecimiento del dólar y una caída de los precios internacionales, todos ellos “fenómenos previsibles de ciclo económico”. En ese sentido, Bergara señaló que Uruguay no está ajeno a esta situación.

A su vez, el entorno regional presenta, según Bergara, “perspectivas de crecimiento que empeoran ante cada revisión”, tal es el caso de Brasil y Argentina. Sostuvo que la combinación de las principales variables macroeconómicas no es favorable en ambos países. No obstante, Bergara destacó la construcción de “una plataforma ya probada y que nos sigue siendo útil para navegar estos tiempos”.

Bergara se refirió a una “depreciación cambiara” tan importante como la de períodos anteriores pero con otros efectos. Subrayó la sólida posición financiera del país y del sistema bancario, además del primer lugar que ocupa Uruguay al cabo de 2015 en el reconocido índice de Latinobarometro.org en lo que refiere a satisfacción ciudadana con la economía del país.

Con relación a la inflación, el presidente del BCU volvió a ratificar que “es un objetivo prioritario de la política económica”. Al respecto, sostuvo que “la política económica del BCU está siendo muy contractiva, como no puede ser de otra manera”.

El presidente Bergara insistió una vez más con otras políticas económicas que permiten mantener el rumbo: flexibilidad cambiara que “suavice la volatilidad”, adecuación de los ingresos al proceso de desaceleración económica, manejo de deuda que mitigue riesgos de financiamiento y el mantenimiento del grado de inversión como activo relevante.

Sobre éste último punto, Bergara señaló la sólida calificación crediticia que ostenta nuestro país y que señala las fortalezas de la economía uruguaya.

El presidente del BCU aprovechó la ocasión y también anunció un aumento de los encajes bancarios (incremento del porcentaje de depósitos que las instituciones financieras deben mantener inmovilizados en el BCU). En el caso de las colocaciones en pesos pasará de 23% a 28% y en los depósitos en dólares, de 26% a 28%.